Consejos para socializar a tu mascota - Clínica Veterinaria Vilavet
1427
post-template-default,single,single-post,postid-1427,single-format-standard,bridge-core-2.7.0,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-25.5,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-7.4,vc_responsive
 

Consejos para socializar a tu mascota

Consejos para socializar a tu mascota

Consejos para socializar a tu mascota

Consejos para socializar a tu mascota

¿Tu mascota muestra signos de temor, gruñe o ladra en exceso cuando se enfrenta a nuevas personas o animales?, ¿adopta posturas defensivas o evita el contacto visual? La falta de socialización adecuada durante las etapas tempranas de la vida o experiencias negativas previas pueden contribuir a estos comportamientos.

En tal sentido, es necesario abordar tales problemas con paciencia y técnicas positivas. En las siguientes líneas te mostramos algunos consejos prácticos, así como estrategias efectivas y respetuosas para ayudar a tu mascota a socializar.

Los recorridos diarios

Lleva a tu peludo amigo a lugares públicos de manera recurrente. El simple hecho de pasear con él contribuirá a que se sienta más a gusto con el entorno y las personas que le rodean. Además, elige rutas distintas para que tenga la posibilidad de conocer nuevos amigos y descubrir una amplia variedad de sitios.

Durante estas salidas, es importante mantener al día sus visitas al Veterinario La Pobla de Vallbona para garantizar su salud y bienestar. Programar revisiones regulares ayudará a asegurar que se encuentre en óptimas condiciones durante sus exploraciones y paseos.

Todo a su tiempo adecuado

La etapa adecuada para socializar a un perro es entre las 3 y las 12 semanas. Por lo general, los cachorros deben exponerse a varios elementos: personas desconocidas, entornos urbanos, parques, coches, diferentes tipos de pavimentos y superficies del terreno, objetos comunes del vecindario, gatos u otros perros.

Recuerda que a partir de los 4 meses, socializar a un perro resulta más complicado, aunque eso no es algo imposible de conseguir! Si tienes un peludo mayor aún puedes enseñarle nuevas habilidades.

Amplía su círculo social

Permite que tu amigo perruno interactúe con una variedad de personas, incluyendo hombres, mujeres y niños. Esta es una excelente manera de que pueda acostumbrarse a la presencia de diversos individuos.

Un perro que solo convive con una persona podría manifestar resistencia hacia los desconocidos. Por lo tanto, te recomendamos ampliar su círculo social y dedicar tiempo a cultivar nuevas amistades. Sigue estas sugerencias:

  • Muestra tranquilidad y confianza si tu mascota empieza a ponerse inquieta. Evita presionarla, pero tampoco te tomes su comportamiento excesivamente en serio.
  • Asegúrate de que las personas la acaricien en áreas visibles, como en el pecho o la barbilla.
  • Puedes valerte de premios o golosinas para establecer una asociación positiva en tu perro con respecto a los que lo rodean y a las nuevas vivencias.
  • Aplica los principios básicos. Un perro bien adiestrado y con una rutina establecida se adapta de manera efectiva.

Utiliza golosinas como recompensa

Es útil tener algunas golosinas a mano como incentivo para fomentar el buen comportamiento de tu perro. ¿Cómo lo recompensarás cuando interactúe de manera positiva con otro peludo? ¡Dándole una golosina!

Las golosinas deliciosas y de alto valor suelen ser las preferidas de los perros. Prueba con tiras de queso, trozos de pollo o pedazos de huevo duro. No olvides ajustar la ingesta de calorías durante las comidas para compensar las adicionales consumidas en los snacks.

Llévalo al parque o a la tienda de mascotas

Permite que tu compañero explore el parque o juegue libremente en un área permitida. Llévalo contigo a la tienda de mascotas para descubrir novedades y posiblemente hacer nuevos amigos perros. Esta actividad fortalecerá los lazos y también podría ser una oportunidad perfecta para iniciar amistades con otros dueños de perros locales.

Presta atención a sus señales

Cuando presentes a dos perros, ejerce precaución y confirma la receptividad de ambas partes antes de permitir el encuentro y olfateo. Identifica signos de incomodidad en tu perro, como jadeo excesivo o cola entre las piernas, para intervenir adecuadamente. Extiende las interacciones para acostumbrarlos pero sin exagerar.